Aprendizaje basado en retos

Integrar el proceso creativo como parte del proceso de aprendizaje requiere de un cambio metodológico que permita la aplicación de determinadas pautas:

  1. Aprendizaje basado en la observación del entorno cotidiano, conectado a la realidad.
  2. Detección de hechos susceptibles de ser convertidos en oportunidades para innovar.
  3. Búsqueda de soluciones innovadoras a problemas y retos.
  4. Incorporación de técnicas creativas como rutinas de aula.

Este planteamiento supone la modificación, en algunos casos, y la adaptación, en otros, de nuestra forma de diseñar nuestra actividad de aula., ya que tendremos que integrar los siguientes elementos:

  • Flexibilidad en el diseño de actividades.
  • Trabajo cooperativo.
  •  Los procedimientos como centro de atención para evaluar.
  • Nuevas formas de evaluación, que no se centren exclusivamente en resultados y en la calificación numérica.

Blanca Cañamero nos explica en esta PRESENTACIÓN cómo integrar la creatividad como semilla para la actividad emprendedora, a través del aprendizaje basado en retos.

¿Qué es el aprendizaje basado en retos?

El aprendizaje basado en retos se basa en estrategias inductivas de aprendizaje, en las que el alumnado investiga y produce los contenidos que debe interiorizar y asimilar.

Esta estrategia metodológica obliga a los estudiantes a observar el mundo con otros ojos, como si fueran radares de detección de problemas cotidianos cuya resolución suponga un reto. Esta observación será el punto de partida para una investigación y exploración del mundo, para iniciar un viaje en el que buscará la manera de solucionar el problema detectado (situación problemática abierta y no planteamiento cerrado del problema), a través de diversas técnicas, entre las que destacamos las técnicas creativas.

Podemos ver esta idea en los procedimientos de trabajo de la empresa IDEO, en los que la creatividad aplicada a la solución de problemas son la base para la innovación:

Metodologías como el Design Thinking, encajan perfectamente en el aprendizaje basado en retos. El DT se centra en la solución de problemas de las personas (empatía), el trabajo cooperativo como elemento clave y utiliza diversas técnicas donde la creatividad se erige como hilo conductor del proceso. La solución al problema se presenta en forma de prototipo, lo que permite evaluar un producto final como resultado del trabajo realizado por el alumnado.

Enlaces:

8 cosas que deberías saber sobre el aprendizaje basado en retos (The Flipped Classroom)

Cómo trabajar en clase el aprendizaje basado en retos (Orientación Andújar)